2024

“La Otra Cara de la Luna” romance, historia y teorias conspirativas

La tensa situación política que la humanidad vivió tras la Segunda Guerra Mundial confrontó al mundo en dos vertientes ideológicas, el capitalismo y el comunismo, uno representado por los Estados Unidos y el otro por Rusia. Uno de los campos de pelea fue la conquista del espacio, desarrollándose lo que se conoce como la carrera espacial, cuyo único fin era llevar el hombre al espacio. La cinta “La Otra Cara de la Luna” (Fly Me to the Moon) nos lleva a esos momentos, todo desde un punto de vista irónico y controversial.

Kelly Jones es una vendedora perfecta, capaz de cualquier cosa por conseguir sus objetivos. Cuando es contratada por el gobierno norteamericano para crear nueva atención sobre el programa espacial se ve envuelta en una vorágine que le llevará a crear no sólo una campaña de marketing para venderlo como producto al alcance de todos, sino a planear un falso alunizaje por si las cosas no funcionan.

“Blue Lock: Episodio Nagi” por la pasión del futbol

Nagi Seishiro es un estudiante de segundo año de preparatoria que vive pegado a los videojuegos y detesta la actividad física. Todo le parece un fastidio en su día a día. Pero su camino en la escuela Hakuho lo lleva a conocer a Mikage Reo, un compañero que soñaba con ganar la Copa del Mundo para Japón siendo el mejor jugador. Reo ve en Nagi una habilidad oculta para jugar fútbol por lo que decide ser su amigo y así compartir su extraordinario talento.

Sin embargo, esta historia de amistad deportiva da un tremendo giro cuando Nagi y Reo reciben una invitación para participar en el misterioso Proyecto Blue Lock, donde los mejores delanteros del país se reúnen y compiten entre sí para conseguir su sueño de convertirse en el mejor. Así, Nagi y Reo elevan su toque prodigioso al máximo. Pero el increíble talento y la personalidad del delantero Nagi Seishiro se encontrará con duros retos con tal de demostrar quién es el mejor de todos.

Blue Lock: Episodio Nagi” es una cinta basada en el spin off del spokon, manga convertido en anime que se enfoca en un deporte, en este caso el fútbol soccer, creado por  Muneyuki Kaneshiro y Yusuke Nomuray, que muestra una cara desconocida de lo que pasa en la batalla real de 300 futbolistas que buscan alzarse con el triunfo máximo de ser el mejor delantero de Japón y llevarlos a la gloria de la Copa del Mundo, donde todos los que fallen quedan fuera de la posibilidad de crear una carrera en el balonpie.

“El Último Escape” el adiós de dos grandes

Hay historias de la vida real que pueden resultar emotivas e inspiradoras. Una de ellas es la de Bernard “Bernie” Jordan, un soldado británico veterano de la Segunda Guerra Mundial que en el 2014 emprendió un viaje secreto escapando del asilo en el que estaba para atender a la conmemoración número 70 del Día D en Francia, acaparando las portadas de los periódicos locales y convirtiéndose en toda una celebridad involuntariamente. Conocido con el hashtag #TheGreatEscaper (El gran escapista, traducido al español), ese es el título que Oliver Parker eligió para realizar esta cinta que resulta ser, además, la bella despedida de dos legendarios histriones: Michael Caine, retirado, y Glenda Jackson, que falleció después de concluir este filme.

Caine, que anunció su retiro el año pasado, dejó un legado de más de 150 cintas en su haber y formó parte del Ejército Británico en su momento. Si bien su vasta carrera comenzó en la década de los 50, fue hasta 1964 con su papel en “Zulu” que dio el salto a la fama, encumbrándolo como ganador del Oscar dos veces, por “Hannah y sus Hermanas” (Hannah and Her Sisters, Allen, 1986) y “Las Reglas de la Vida” (The Cider House Rules, Hallström, 1999). Mientras que Jackson fue una ex miembro del Parlamento del Reino Unido, además de ganar también dos premios Oscar por sus papeles en “Women in Love” (Russell, 1969) y “Un Toque de Distinción” (A Touch of Class, Frank, 1973), siendo parte de un gran legado dentro de la historia del cine británico.

“Tornados” demasiado drama sin vacas

En 1996  Jan de Bont entregaría una de las cintas de acción importantes de la década, “Tornado” (Twister), la cual cautivaría con sus espectaculares secuencias de acción y, sobre todo, por su tono ligero y donde la comedia y la tensión se combinaban para lograr un producto entretenido, ahora, 28 años después, llega su secuela “Tornados” (Twisters), pálido intento de recuperar algo de su antecesora y que comete el grave error de tomarse demasiado en serio la parte dramática, lo que manda a segundo plano la acción y tensión.

Al intentar probar un experimento científico que buscaba destruir un tornado, Kate pierde casi a todo su equipo. Cinco años después es contactada por el otro miembro sobreviviente para probar algo que ayudará a prevenir la destrucción causada por estos fenómenos naturales. En sus andanzas conoce a un arrogante cazatornados, lo que le llevará a replantear su parte en la misión.

“Teorema de Tiempo” resignificando los recuerdos familiares

Andrés Kaiser cuando descubrió el archivo fílmico de sus abuelos no sólo encontró una parte de su historia familiar, una que le ayudaría a entender mejor la historia de amor de ellos, también descubriría múltiples trabajos de ficción realizados por su abuelo, lo que también le explicaría parte de sus sueños y obsesiones, el darle coherencia a este material le lleva a crear un documental, “Teorema de Tiempo”, trabajo que traspasa el índole familiar y anecdótico para convertirse en un documento de una época.

Anita Schlittler y Arnoldo Kaiser se establecieron en San Luis Potosí en 1945 donde él comenzó a trabajar en la imprenta familiar, desde esos años él usa la imagen para proyectar su realidad ante su padre, fotografiándose para mostrarse como un hombre serio, aunque en los hechos había convencido a los trabajadores de la imprenta para formar una orquesta. Tras ser descubierto por su padre viaja a Estados Unidos, donde desarrolla su vena artística, teniendo que frenar todo para regresar a hacerse cargo, de nuevo de la imprenta familiar.

“Cómplices del Engaño” un divertimento menor

Richard Linklater es uno de los directores que no dejan a nadie impávido ante su trabajo, ya sea que se ame u odie su propuesta, siempre consigue polarizar a los espectadores, ya sean sus dramas o comedias se crean expectativas, para mí, en esta ocasión, “Cómplices del Engaño” (Hit Man) es uno de sus trabajos menores, sin el carisma de otras producciones y, a pesar de lo atractivo de su trama, sin que eso logre hacerle entretenida para el espectador.

Gary Johnson es un profesor que tiene una doble vida, mientras oficialmente se dedica a la enseñanza, tiene una vida secreta, una donde colabora con la policía haciéndose pasar por un asesino a sueldo para atrapar a aquellos le quieran contratar. Cuando entabla una relación más personal con una de sus potenciales clientas, toda su vida dará un vuelco que le llevará a confrontar lo que hace y lo que desea.

“La Favorita del Rey” una bonita y plana estampa histórica

El cine de época corre el riesgo de volverse una estampita escolar, de ser el pretexto perfecto para que el diseñador de arte se luzca y tengamos asombrosas recreaciones históricas que tiene como fondo endebles historias y actuaciones, tal es el caso de “La Favorita del Rey” (Jeanne du Barry), vehículo de lucimiento de su protagonista y directora, Maïwenn, pero sin la fuerza del personaje histórico al que se busca poner en la mira.

Jeanne du Barry es una joven que usa su inteligencia y sexualidad para abrirse paso en la corte del rey Luis XV, de quien se convertirá en su amante favorita, lo que le traerá enemistades y líos en el lugar.

Dirigida por Maïwenn “La Favorita del Rey” es una película cuya recreación visual resulta fascinante, con una dirección muy académica, muy pulcra, pero cuya debilidad es el guión, el cual es bastante esquemático y poco emotivo, lo que impide que la película despegue del todo y quede como una bonita estampa escolar. Ella utiliza de forma correcta la cinta como un vehículo de su talento y sensualidad, la cual traspasa pantalla y hace de su personaje un ser real y amigable.

“MaXXXine” un cierre perfecto a una trilogía sobre la fama

El cierre de la trilogía de Ti West sobre la fama llega demostrando el gran crecimiento como director ha tenido el realizador, un trabajo que no sólo cierra de forma magistral la historia de Maxine Mink sino que le permite a su realizador el demostrar cuanto ha crecido desde el inicio con “XXX” (2022), donde sin dejar de rendir los homenajes al cine de género, se permite cuestionar la censura, la fama y, sobre todo, la obsesión de Hollywood por los desquiciados.

Cinco años después de los acontecimientos de la granja donde sus amigos fueron asesinados y ella fue la única sobreviviente, Maxime ha consolidado una carrera dentro del cine para adultos en Los Angeles. Decidida a hacerse un nombre que nadie olvide realiza castings en espera de hacer películas serias en Hollywood, teniendo su gran oportunidad en una secuela de una cinta de terror. Pero justo cuando parece la fama le sonríe, una serie de asesinatos de gente cercana a ella ponen todo en riesgo.

“Tuesday, abrazando la vida”. Aprendiendo sobre la muerte

El cine no sólo sirve como distractor o como un elemento para retratar la realidad social que se vive, es mucho más que eso, y entre ese abanico hay una serie de películas que buscan motivar a la gente o hacerles comprender a una persona enferma y aprender a soltarle y dejarle ir, tal es el caso de “Tuesday, abrazando la vida” (Tuesday) un drama con tintes fantásticos que logra conmover e impulsar a seguir adelante.

Tuesday tiene una enfermedad terminal, pasa sus días al cuidado de una enfermera mientras su madre finge irse a trabajar aunque en realidad pasa el día perdiendo el tiempo incapaz de afrontar la situación de su hija. Cuando la muerte, personificada en un ave, llega para cumplir su ciclo vital, ella le pide tiempo para despedirse de su madre, a lo cual ésta accede. La reacción de su madre pondrá en riesgo todo.

“Sanson y Yo” descubriendo la identidad y la amistad

Cuando Rodrigo Reyes trabajaba como intérprete en los juzgados de California conoció de cerca el caso de Sansón, un chico acusado y condenado por asesinato a cadena perpetua, el tiempo forjo una relación entre ambos, la cual llevó al primero a plantarse la posibilidad de realizar un documental sobre el caso, uno que expusiera las razones que podían llevar a alguien a esa situación. Cuando las autoridades del penal pusieron varias restricciones, el realizador encontró su inspiración en la gente cercana de Sansón, la que le permitiría realizar un trabajo íntimo y entrañable, “Sansón y Yo”.

Rodrigo Reyes continúa la exploración sobre la identidad, tema que ya había explorado en sus dos pasados trabajos, “Lupe Bajo el Sol” (2016) y “499” (2020), logrando llevar la discusión no al crimen por el que Sansón ha sido acusado, sino el cómo se forja la identidad de alguien y cómo, al ser encerrado de por vida, esta identidad se ve inmersa en un proceso de cambios que amenazan con desaparecer al individuo.

“No Nos Moverán” una atropellada comedia que falla en su ritmo

El cine que busca denunciar alguna injusticia tiene un camino complicado, no sólo debe dejar en claro su propósito sino que debe mover al espectador a la reflexión y la autocrítica sobre los hechos se relatan, muchas veces están fracasan por no lograr sobrepasar el panfleto, muchas veces logran ir más allá, pero desafortunadamente, hay ocasiones en que lo relatado parece quedarse a medio camino, eso es lo que pasa con “No Nos Moverán”, opera prima de Pierre Saint Martin y gran ganadora del pasado Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Socorro ha vivido bajo la sombra de la muerte de su hermano ocurrida el 02 de octubre de 1968 en Tlatelolco, hecho que la motiva a volverse abogada y que le lleva a planear un perfecto acto de venganza una vez que logre ubicar al soldado que lo hizo. Cuando recibe una pista que la pone en lo que parece el camino desea, su obsesión por llevar a cabo sus deseos pronto le mostrarán las consecuencias de sus actos.

"El Ladrón de Perros" en búsqueda de la aceptación

 

Parece imperante que el cine latinoamericano termine narrando historias que rozan la pobreza y lo que provoca en aquellos viven bajo ese entorno, muchas veces instalándose en lo que se conoce como pornomiseria o rayando en ella, de éstas últimas, algunas logran esquivar con gran éxito el caer en los clichés de ello y convertirse en algo más que logra ir más allá y trascender en otros terrenos, tal es el caso de la cinta “El Ladrón de Perros”.

Martín es un lustrabotas que trabaja en las calles de La Paz, Bolivia. Desde hace un tiempo, Gladys, una vieja amiga de la difunta madre de Martín, les da refugio a él y a su amigo Sombras en una casa donde trabaja como empleada doméstica para una señora adinerada con Alzheimer. Movido por su imaginación y algunos rumores de Gladys, el lustrabotas comienza a sospechar que uno de sus mejores clientes, el sastre Novoa, es su padre. Decidido a crearse un vínculo con él secuestra su perro buscando, con ello, comprobar sus ideas y conseguir su reconocimiento.

“Jíkuri: Viaje Al País de los Tarahumaras” un viaje a la curación del alma

Federico Cecchetti continua en su nueva película, “Jíkuri: Viaje Al País de los Tarahumaras”, la exploración de la cosmogonía de los pueblos originarios de México, centrando ahora la atención en el pueblo tarahumara, usando de pretexto, el viaje que realizó en la década de 1930 el poeta y dramaturgo francés Antonin Artaud para conocer más de la cultura.

Artaud vieja a la sierra tarahumara para conocer más sobre la forma en que ellos ven el mundo, en el lugar entabla amistad con uno de los pobladores, quien es asignado como su guía, cuando el extranjero abandona el lugar tras experimentar los efectos de la danza del jikuri, lo que le hace, bajo la tradición en la zona, perder una de las tres almas tiene. Para impedir se pierda por completo, deberá completar una de las dos restantes aunque para ello, deberá aceptar la cosmogonía del pueblo.

“Mi Villano Favorito 4” un gran poder conlleva gran responsabilidad

Muchos me conocen, muchos saben quién soy. Por si no lo saben soy la Rana Cuaja, acompaño a mi ‘apá a funciones de prensa, festivales, entrevistas y, por lo regular, cuando vemos películas animadas yo soy la que le recuerda muchas de las cosas hemos visto. En esta ocasión he decidido tomar el teclado y debutar en la “crítica” de cine, y lo pongo entrecomillado porque no seré de los pedantes se dicen serlo y no lo son, en realidad soy sólo una humilde ranita que dará su opinión y, que mejor película para hacerlo que “Mi Villano Favorito 4” (Despicable Me 4), nadie puede hablar de mis Minions mejor que yo.

Gru ya no es un supervillano, de hecho, trabaja para la Liga Anti-Villanos, tras captura a Maxime Le Mal, éste jura venganza y cuando escapa de prisión, toda la familia (Lucy, Margo, Edith, Agnes y el bebé Jr.) deberá esconderse con nuevas personalidades, pero los problemas no dejan a nuestro adorable narigón quien ve su identidad esta en riesgo por alguien lo ha reconocido, obligándolo a regresar a las andadas. Paralela a esa trama vemos como los Minions son reclutados por la Liga quienes le otorgan superpoderes a cuatro de ellos.